La novela histórica, exitoso género literario

novela historica

La novela histórica es un fenómeno que hasta la fecha no deja de ganar adeptos, tanto por el lado de los lectores como por el de los escritores. Cada vez son más los autores que se dedican a este género, y nosotros los lectores, agradecidos.

¿Por qué será que la novela histórica genera tal fascinación en un público amplio y diverso? Tal vez una clave para responder a esta pregunta sea el carácter ensayístico de su redacción y el hecho de que las tramas “basadas en una historia real”, como suelen denominarse en el cine, generan mucha más expectativa y cobran vida de manera más convincente ante el lector.

La ambientación de los personajes en escenarios propiamente de época, sostenida por una investigación seria y responsable por parte del autor, generan esa sensación de “viaje en el tiempo” que hasta el día de hoy nos sigue atrapando.

La novela histórica se forjó a sí misma como subgénero narrativo en el siglo XIX, en el marco de la corriente romanticista. Durante el siglo XX, sin embargo, continuó ganando impulso, y hoy está presente en muchos de los grandes bes-sellers que vemos a diario en la librería.

Podría decirse que el padre de la novela histórica fue el escocés Walter Scott, que vivió entre los años 1771 y 1832. Este escritor publicó más de veinte novelas enmarcadas en este género, otorgándole gran presencia y estabilidad a su configuración.

Un discípulo suyo, James Fenimore Cooper, fue representante del género en Estados Unidos. En 1826 vio la luz El último mohicano, una novela histórica escrita por él, que en 1992 dio lugar a una película del mismo nombre.

Otros muchos escritores renombrados contribuyeron con este género en todo el globo: Alfred de Vigny, Víctor Hugo, Alexandre Dumas, Alessandro Manzoni, Aleksandr Pushkin y León Tolstói son solo algunos de los grandes autores que se dedicaron a la novela histórica.

Este año ya se han publicado numerosas obras dentro de este género, como El arqueólogo, de Martí Gironell, quien basa su relato en la aventura del monje Ubach.

Foto vía: Old Jingleballicks

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top