Aquella edad inolvidable, de Ramiro Pinilla

Ramiro Pinilla

Esta es la historia de Souto Menaya, futbolista, apodado el “Botas” y natural de Getxo (Vizcaya, País Vasco) y que en el año 1943 conoció la gloria más absoluta cuando marcó un gol histórico en el partido de la final de la Copa del Rey. Sin embargo, en la actualidad la situación es bastante (muy, de hecho), diferente: después de haber vivido en el cielo, ahora le toca pasarse los días en un auténtico infierno.

Tras sufrir una lesión que le dejó totalmente cojo y prácticamente inválido, el albañil que llegó a ser jugador profesional en el Athlétic de Bilbao (el club de sus amores) Souto se vio abocado a trabajar en cualquier puesto que pudiese desempeñar estando sentado y, mira tú por dónde, el azar ha querido que acabe aceptando un trabajo como ensobrador de cromos.

Como sospecharéis, tal tarea supone (como si fuera una mueca macabra del destino) encontrarse todos los días con su propia cara estampada en los cartones que conforman las colecciones de fútbol.

Además, y desde que su suerte en el ámbito profesional cambiara de forma tan drástica, ha tenido que sumar otros desengaños personales como el fin de su relación con Irune o el haber renunciado al ansiado retiro de sus padres y a los mejores años de su juventud: Menaya no encuentra consuelo ni tan siquiera en el recuerdo de sus años gloriosos, ni en el de su niñez cuando acompañaba a su padre a ver los partidos del Atlético y no podía rehuir la emoción ni reprimir las lágrimas de “mocoso”.

No obstante, y cuando parece que las cosas ya no pueden ir peor, ocurrirá algo si no extraordinario a primera vista, sí curioso: un periodista picará en su puerta y no dejará de insistirle con una más que tentadora propuesta…

  • Título: “Aquella edad inolvidable”
  • Autor: Ramiro Pinilla

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top