Los Reinos de lo Irreal, por Henry Darger

Henry Darger

Henry Darger nació el 12 de Abril de 1892. Su infancia no fue nada fácil, ya que su madre falleció dando a luz a su hermana cuando él contaba apenas 4 años, hermana a la que jamás conoció debido a que fue dada en adopción. La relación con su padre no era mala, aunque éste decidió internar a Henry en un orfanato católico allá por el año 1900, lugar del que saldría para ingresar en un sanatorio mental.

A la edad de 16 años y tras una serie de intentos de fuga del sanatorio logra escaparse, pero el fallecimiento de su padre (que se había producido tres años antes de su última fuga), obligó al joven Henry a sobrevivir realizando todo tipo de trabajos, actividad que compaginaba con frecuentes visitas a la iglesia. Poco sociable y profundamente religioso, Darger acudía 5 veces diarias a misa, y consiguió una habitación en un barrio de Chicago que no abandonaría hasta su fallecimiento el 13 de Abril de 1973 y de la que apenas salía.

La obra encontrada en su habitación es una de las más extrañas, discutidas y extensas que se han realizado en el mundo de la literatura. Darger escribió durante toda su vida una especie de mitología basada en el catolicismo titulada “Los Reinos de lo Irreal“, obra que no ha sido publicada y que pocos presumen de haber leído, quizá debido a que cuenta con más de 15.000 páginas (y eso estando inconclusa). Los Reinos de lo Irreal es uno de los libros más cotizados en el mundo del “arte marginal”.

Los Reinos de lo Irreal se compone de doce volúmenes encuadernados a mano por Darger, y en su interior además de las más de 15.000 páginas de texto hay cientos de ilustraciones realizadas a acuarela también por él mismo. Se trata de una saga de aventuras bélicas y de gran violencia en un mundo imaginario, en el que los poderes del bien y el mal luchan entre sí, pero en el que se deja entrever una gran parte de la personalidad y obsesiones de su autor, como el hecho de que muchos de sus personajes carezcan de “órganos reproductivos” a pesar de poseer género.

Una obra de proporciones épicas, que narra una historia aún más épica y que llevó a su autor cerca de 40 años de trabajo, que finalmente quedó inconclusa, y que hoy en día posee un mayor atractivo debido a la peculiar personalidad de su autor. Darger es considerado como un demente por algunos y como un excéntrico obsesivo por otros, pero nos dejó como legado una de las obras de la literatura más extrañas e inquietantes que se han escrito jamás.

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top