La Novela Caballeresca, origen e información

Novela Caballeresca

La Novela Caballeresca (o de caballería) tuvo su momento de mayor popularidad entre los años 1508 y 1608 y se inspira en la figura idealizada del caballero andante, un héroe que deberá afrontar todo tipo de peligros en una sacrificada búsqueda del honor, el amor y la justicia.

Este ideal de caballero proviene en parte de los cantares de gesta y sus épicas hazañas, en parte de el amor cortés propio de los trovadores provenzales y en parte de la influencia literaria del llamado Ciclo Artúrico. No es extraño por ello que los protagonistas suelan ser de sangre noble, inteligentes, fuertes y sobre todo audaces y valientes.

Durante la Edad Media, los caballeros estaban unidos a sus señores feudales o reyes mediante lazos de jerarquía militar y un código de honor. También tomaban los votos monásticos, supeditándose así al poder de la Dios. Una vez completado el ritual de iniciación, que podía incluir el velar las armas rezando ante ellas durante toda la noche, se armaba al caballero con una ceremonia de investidura oficiada por el señor feudal o el rey al que juraba lealtad.

Los caballeros andantes son aquellos que, ya sea por obligación de su señor o por algún motivo importante o incluso por una traición, se ven obligados a viajar lejos de su hogar para completar su misión. A lo largo de este viaje se verán enfrentados a peligros que sortear, injusticias que enderezar y gentes indefensas a las que proteger.

En la novela de caballerías era frecuente que las aventuras ocurriesen en territorios lejanos, exóticos y con grandes tesoros por descubrir. Su estructura suele dividirse en diferentes episodios, cada uno referente a una aventura o suceso concreto, dando mayor importancia al camino del héroe que al héroe en sí.

La magia y otros elementos fantásticos son otro recurso habitual, acrecentando con ello la épica de sus aventuras, sobre todo en la figura de los gigantes y los magos. Los gigantes, que representan al orgullo y la soberbia, muestran un comportamiento malvado y retorcido raptando doncellas o matando inocentes, que el caballero deberá combatir y vencer sólo con sus armas la humildad y la fuerza. En el caso de los magos o brujas, no siempre tienen que ser enemigos o malvados, sino que en ocasiones pueden beneficiar al héroe con sus poderes o con su sabiduría.

Por supuesto el amor es otro de los pilares fundamentales de la novela caballeresca, siendo el desafío la manera más frecuente de ganarse el corazón de su dama, pero las circunstancias obligarán a los amantes a sufrir largas temporadas de soledad. También se da el caso de que otras damas queden prendadas del caballero de manera involuntaria, ya sea por sus gestas o por otras cualidades, y el caballero deberá rechazarlas mostrando así su fidelidad inquebrantable.

Los rechazos hacia estas damas pueden acarrear futuras complicaciones o peligros en forma de venganza. Pero si el caballero acepta el ofrecimiento de otra mujer, su dama le rechazará, condenándole a una penitencia amorosa que mantendrá hasta ser perdonado por su amada.

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top