¿Qué es la novela negra?

Sherlock Holmes

La novela policíaca o novela negra es un género literario surgido durante el siglo XIX, y se basa en la premisa de la resolución de un crimen o enigma, así como el descubrimiento del causante, de sus motivos (móvil)  y su posterior captura. En la mayoría de los casos se ofrece al lector la posibilidad de vivir la investigación en primera persona, poniéndose en la piel del detective o policía, y los crímenes cometidos nunca quedarán sin respuesta, así como los criminales no quedarán sin castigo.

Aunque la mayoría de nosotros tenemos en mente a Sherlock Holmes como el primer detective de novela, pero la realidad es que este género fue creado por el genial Edgard Allan Poe, cuando escribió su relato “Los crímenes de la Calle Morgue” en 1841. En ella, el detective Auguste Dupin se enfrentaba a un caso aparentemente irresoluble, armado sólo con sus capacidades de observación y deducción. A ella le siguieron otros relatos detectivescos como “El misterio de Marie Rogêt” o “La carta robada”. Edgard Allan Poe sentó las bases para crear un nuevo género literario, y sirvió como inspiración para Sir Arthur Conan Doyle para crear al mundialmente famoso Sherlock Holmes.

A lo largo de su historia, la novela policíaca ha tenido tres variantes fundamentales, aunque sin renunciar a sus principios básicos. En sus inicios las novelas se centraban en la trama, que era resuelta mediante el más puro método deductivo. Más tarde se centró la atención del lector en la interacción y comportamiento de los personajes, así como en las explicaciones psicológicas sobre los actos del criminal y los detectives. En los últimos tiempos ha tomado tintes más violentos y crudos, con móviles muy concretos y ahondando en planos como la atracción sexual, el engaño o la violencia.

Las características comunes que definen la novela policíaca son los siguientes:

– En primer lugar se presenta y plantea un caso, aparentemente muy difícil o incluso imposible de resolver mediante métodos tradicionales, y siendo necesario el uso exhaustivo de la razón y la lógica para su resolución.

El caso será investigado por una persona de elevada cultura o intelecto, dotado de una gran inteligencia y ocasionalmente un buen conocedor de la ciencia y sus métodos.

– El llamado Método Científico (observación, análisis y deducción) será la herramienta más común para la resolución del caso.

– A lo largo de la novela se darán dos explicaciones, en primer lugar la de cómo se efectuó el crimen y en segundo lugar el móvil, siendo los motivos del crimen el elemento de mayor peso en el argumento.

El crimen será resuelto por el detective, pero no se dará la explicación hasta las últimas etapas de la narración, normalmente en las últimas páginas de la misma.

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top