Corrientes literarias: el Surrealismo

Andre Breton

El Surrealismo (término de origen francés y que significa “por encima de la realidad”), considerado como movimiento de vanguardia surgido del dadaísmo (surgido en 1916), es la corriente que más ha influenciado a las artes, y que pretendía romper con todo lo establecido hasta entonces, rompiendo por así decirlo, su compromiso con lo real. El surrealismo se establece a partir de la redacción del Manifiesto Surrealista, escrito por el francés André Bretón en el año 1924, y en el que sienta las bases de lo que será este movimiento, así como sus opiniones (libres de ataduras estéticas y morales) sobre los fundamentos en que se debía basar el arte.

El surrealismo busca interpretar el mundo real y cotidiano pero partiendo de la ensoñación y del inconsciente (basándose en las teorías de psicoanálisis de Sigmund Freud), de la magia y de lo irracional para crear híbridos entre imágenes reales e irreales. Sus imágenes nacen directamente desde lo más profundo del inconsciente sin la intervención o limitación de la conciencia, y según el Manifiesto el proceso desde la creación de la imagen hasta que se plasmaba en una obra (cuadro, poema, escultura) debía ser lo más automático y directo posible.

Un contexto en el que se pretende desorientar al observador o incluso hacerle percibir la misma obra de varias formas distintas, un mundo onírico abierto a simbolismos, metáforas, paradojas o incluso al absurdo. Mientras que el dadaísmo era un movimiento principalmente opuesto a lo establecido, el surrealismo buscaba ir más allá de la realidad.

En la literatura, el surrealismo contribuyó al desarrollo de un lenguaje poético enormemente estético, profusamente cargado de metáforas y que ejercería su influencia en la poesía del siglo pasado. Algunos de los máximos exponentes de este movimiento en la literatura fueron Federico García Lorca, Rafael Alberti, Vicente Aleixandre y Luis Cernuda. Los poetas pertenecientes a la Generación del 27 encontraron en la fantasía surrealista una vía de escape para desvincularse de los convencionalismos del momento, dándoles una herramienta para expresar sus emociones de una forma mucho más rica y libre de ataduras.

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top