Los cuentos en la literatura

Cuentos

Los cuentos pueden definirse como narraciones cortas y que destacan principalmente por dos aspectos, la simplicidad en las formas narrativas y la intensidad con que son descritas sus escenas, así como las motivaciones de sus personajes. En el caso de los protagonistas o personas que formen parte del guión principal, éstos también se nos describen a menudo de manera muy sencilla, casi esquemática. Ya sean inspirados en un mundo totalmente imaginario o estén ambientados en la realidad cotidiana, el entorno nos es descrito de forma muy escasa y la narración transcurre en una línea temporal generalmente lineal.

Los cuentos cuentan con tres formas de composición principales:

-El Cuento Tradicional es aquel que se ha transmitido de forma oral a través del tiempo, y cuyo origen puede no estar claro o ser obra de un autor conocido del pasado. Incluso en el caso de que el autor sea anónimo, los cuentos populares o tradicionales trascienden a sus autores y se convierten en parte del legado cultural de una población, región o incluso país. A ser transmitidos de manera oral pueden presentar variaciones según quien los cuente o la época en que se escuche o lea.

-El Cuento Literario es el que escribe un autor popular, siendo mucho más elaborado en su forma y lenguaje que los cuentos tradicionales. Impresos en papel, los cuentos literarios llegan al lector sin filtros ni cambios, directamente desde la imaginación y mano del autor.

-El Cuento Enmarcado es una recopilación o una serie de cuentos que se presentan englobados dentro de un cuento mayor, siendo el mejor ejemplo de ello el famoso “Las Mil y Una Noches”.

En cuanto a la intención, normalmente van acompañados de una o de varias moralejas, y se pueden clasificar de la siguiente manera:

– En los Cuentos Legendarios se habla de sucesos extraordinarios como si fuesen reales, normalmente con la intención de explicar algo inexplicable, y suelen transcurrir en lugares existentes y momentos concretos para darles realismo, agrandando más el aura épica de sus narraciones.

– En los Cuentos Mitológicos se busca explicación para la creación del cosmos, así como a los seres que lo habitan. Los mitos son la base tradicional de innumerables culturas, cada una de las cuales tiene su propia versión de los acontecimientos que nos dieron origen. Al contrario que los cuentos tradicionales, los mitos tienen como objetivo explicar aquello que no sabemos explicar de otra forma, mientras que los cuentos son para el mero entretenimiento.

-En los Ejemplos tenemos las famosas moralejas como objetivo y finalidad, ya sean basadas en la realidad como en la fantasía (como ocurre con las fábulas), estas narraciones nos enseñan y aconsejan ante determinadas situaciones, y han sido siempre un importante elemento educativo. Un buen ejemplo de ello es la narración de Charles DickensCanción de Navidad“.

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top