Indignaos, de Stéphane Hessel

Indignaos

Tras las recientes manifestaciones de “indignados” que se dieron cita en diferentes ciudades de nuestro país (e, incluso, en capitales europeas a modo de solidaridad y apoyo al movimiento) y que buscan un cambio en el panorama político español (antes y después del proceso de elecciones municipales y regionales del pasado 22 de mayo), muchos han querido ver en el libro de Stéphane Hessel una señal clarificadora de lo que estaba por venir.

El panfleto, publicado en Francia con una tirada inicial de 8000 ejemplares acabó por batir todo pronóstico y fue todo un hit en las listas de los libros más vendidos, con más de un millón de ejemplares.

Este “joven viejo” judío de 93 años, todo un habitual de la Resistencia francesa que sobrevivió a la tortura y a la deportación en el campo de Buchenwald y que fue uno de los elegidos por De Gaulle para formar parte del equipo que redactó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ha conseguido a su tierna y madura edad transmitir un mensaje de esperanza y de lucha a una juventud que, hasta el momento, parecía más bien dormida y acomodada.

En “¡Indiganaos!”, como él mismo reflexiona, incita a una sociedad totalmente desorientada políticamente a “no claudicar ni dejarse impresionar por la dictadura actual de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”, debido a que “ya es hora de que la preocupación por la ética, por la justicia, por el equilibro duradero prevalezcan”.

Rememorando y haciendo acopio de las luchas básicas que deben predominar en la actualidad (el desmantelamiento del Estado del bienestar, el poder inmenso del dinero y, cómo no, la actual situación de Palestina, quizá su punto más polémico), Hessel reclama la indignación pacífica hondeando la bandera de la justicia.

La edición en español está magníficamente prologada por José Luis Sampedro, quien une sus reflexiones a las de Hessel con verdadera maestría.

  • Título: “¡Indignaos!
  • Autor: Stéphane Hessel
  • Editorial: Destino

Foto Vía: europapress.es

Tags: , ,

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top