Gunter Grass, polémica por su critica a Israel

Gunter Grass

Gunter Grass, el escritor alemán Premio Nobel de Literatura en 1999, está en el centro de una polémica bastante penosa desde que publicó el poema Lo que debe ser dicho a principios de abril. Probablemente debido al estrés causado por las repercusiones internacional que tuvieron  las opiniones vertidas por el escritor alemán acerca del estado de Israel, Grass, de 84 años debió ser hospitalizado en una clínica de Hamburgo el pasado lunes 16 de abril para realizarse una serie de exámenes. El viernes 20 de abril el escritor salió del hospital tras llegar a la conclusión los médicos de que podía continuar con su vida normalmente.

A principios de abril Gunter Grass publicó el poema titulado Lo que debe ser dicho, muy crítico con la política exterior del actual gobierno de Israel, poema en el que opinaba, entre otras cosas, que ese país era una amenaza para la paz mundial.

Estas afirmaciones generaron una tempestad internacional. Las primeras respuestas vinieron de parte de las autoridades de Israel, quienes declararon a Grass persona non grata y le prohibieron la entrada al país. Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel, también trajo a colación una confesión hecha por Grass en su libro 2007, Pelando la cebolla, en el que reconoció que cuando tenía 17 años se alistó como miembro de las SS nazis – aunque en el libro el escritor aseguraba que nunca llegó a disparó un solo tiro.

Otras personas en cambio reconocieron que las ideas que manifiesta Grass en su poema  expresan la opinión de otros muchos acerca de la política desplegada por Israel en relación al mundo árabe, el pueblo palestino y el estado de Irán, las cuales son discutidas, rechazadas, compartida y matizada por una enorme cantidad de intelectuales, pensadores, escritores y políticos de todo el mundo – incluso es notorio el distanciamiento del propio gobierno de Barack Obama con Israel.

Pero la diferencia con el caso Grass, es que él es alemán, y dadas las atrocidades cometidas por el régimen nazi parece que ningún alemán puede hacer crítica alguna sobre Israel sin ser acusado y desacreditado tachándosele de antisemita.

En el poema en cuestión Gunter Grass aborda esta misma idea, de si acaso por ser alemán y porque su país llevó adelante un genocidio contra el pueblo judío, él no debe denunciar los crímenes que en su opinión está cometiendo el gobierno del Israel de hoy, 70 años después de lo acontecido en la Segunda Guerra Mundial.

La polémica tiene aún más repercusión porque Gunter Grass es quizá el escritor vivo más conocido de Alemania y uno de los principales referentes culturales en el país desde que se hiciera conocido en 1959 con la publicación de su primera novela, El tambor de hojalata.

Lo expuesto en el poema Lo que debe ser dicho me parece no perfecto pero sí muy acertado, la actitud de Grass me parece correcta, honesta y valiente, pero tiene una trampa: sus 84 años y que el poema haya sido escrito con su última tinta.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top